• marimén_te doy mi palabra

los vértices de dios por irene garcía, editora de ediciones de salinas

Actualizado: jul 7







Una de las labores más gratificantes de un editor es descubrir manuscritos. Los vértices de Dios llegó a mis manos con el precedente de La Palabra en la Mano, la primera novela de Marimén Ayuso, que había leído y admirado por la sensibilidad con la que trata una situación de esas en las que la vida, de golpe, te da un mazazo. Si en La Palabra en la Mano, toda la sensibilidad de esta escritora estaba al servicio de mostrarnos el amor como pilar fundamental en la vida del individuo para afrontar dificultades, en Los vértices de Dios la autora amplía el foco y el amor al prójimo florece con brutal esplendor.


Brutal porque en su segunda novela queda claro que amar no es decir que sí a todo o no criticar nunca.

Amar es una responsabilidad, y la responsabilidad implica, a veces dificultades, dolor, tensión y duras decisiones.

Desde las primeras líneas de Los vértices de Dios, supe que iba a publicarla. Y ahora después del parón provocado por el Covid 19, iniciamos el lanzamiento de esta novela.

Entre el equipo de personas que colaboran con la editorial, puedo contar con el inestimable criterio de Ana Alcubierre, poeta zaragozana, cuyos consejos y opiniones escucho siempre con atención. Ana colabora habitualmente con la prensa cultural, y tuvo a bien reseñar la última obra de Marimén Ayuso:



La vida a veces te brinda la oportunidad de conocer buenas personas. Esta frase podría resumir la segunda novela de Marimén Ayuso, Los vértices de Dios. Una novela que trata de personas que tienen mucho en común, aunque a primera vista no lo parezca. Los personajes de la novela de Marimén están vivos y quieren vivir su vida con toda intensidad, aunque esa vida no sea la mejor del mundo. Personajes que comparten temores, experiencias, emociones. Todos los personajes de estos vértices tienen que enfrentarse como pueden a las adversidades su existencia.


El lector acompañará a los personajes por diferentes mundos, el mundo de la prostitución, el mundo católico, el mundo de la inmigración, y todo lo que estos mundos tienen en su interior.

Dentro de esta novela el lector descubrirá la injusticia que rodea a los tres personajes principales, asoma también en algunos secundarios. Descubrirá igualmente el desamor, el sufrimiento, la vida, la muerte.

Por las páginas de Marimén fluye un verdadero viaje, un trasiego de España a África y viceversa que aspira a encontrar el júbilo y la prosperidad; una lección de vida. Porque por esas páginas ningún personaje es juzgado, no hay vencedores, si acaso sólo vencidos que pasan por la gran ciudad en el más absoluto anonimato.

En estos vértices de Dios el tema de la prostitución es tratado desde el punto de vista de la mujer, con una mirada redentora cuando la fatalidad del destino te condena sin ninguna posibilidad de cambiar.

Es una historia ambientada en la Barcelona actual, en la que conviven una monja, una prostituta de lujo y un inmigrante. Una novela de actualidad donde el amor y el desamor se cruza por todas sus líneas, una realidad en la que viven los personajes cada uno dentro de su marginalidad.

La autora nos invita a vivir una creencia y a un viaje de ida y vuelta o no, desde el primer mundo (la gran urbe) y el tercer mundo (el continente africano).


Reseña de Ana Alcubierre

SUPLEMENTO ARTES&LETRAS DEL HERALDO DE ARAGÓN.






Este sábado firmo ejemplares en la Librería La General (Ainsa)














Si quieres saber más de mis obras:


Mis libros


Booktrailer La Palabra en la Mano

© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com