© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com

  • marimén_te doy mi palabra

EntrevisTa a SEBASTIÁN A. tOGNOCCHI






Sebastián A. Tognocchi (Buenos Aires, 23 de Agosto 1984), es Licenciado en Ciencia Política, Técnico en Comercio Exterior, Coordinador General de OMEGA Producciones & Gira de Bares, y escritor.

En el año 2014, Editorial Luhu -de Alcoy, España- lanza a la venta en Europa “Saga Ragnarök - Liberación, el primero de los tomos de una trilogía nórdica, de la cual es autor junto al escritor argentino Alejandro Covello.

En 2017 el autor presenta a diferentes editoriales su novela “El Problema de la Fe – Pacto de Vida”, el primer tomo de una trilogía que combina el suspenso y el esoterismo y en la cual se plantea una teoría religiosa diferente a la aceptada y pregonada por el cristianismo. En 2018, participa de una Antología Erótica Internacional, llamada “Un Coctel para Recordar” junto a otros trece autores, la cual sale a la venta en marzo del 2019.

En 2019, publica con Random House su última novela “Excusas de un Amor”, drama romántico con tintes eróticos desarrollado como novela histórica, que recorre diferentes sucesos de la historia Argentina.

En la actualidad trabaja en el segundo tomo de la trilogía “El Problema de la Fe – Siervos del Destino”, como así también en el segundo libro de “Excusas de un Amor”, a lanzarse, también, en el año 2019.



Sebastián, sabemos que en la actualidad es muy difícil para los escritores noveles encontrar a una editorial para la publicación. ¿Cómo fue en tu caso? Cuéntanos tu experiencia con lo referente a la publicación, desde el primer día hasta hoy.

Antes que nada, quiero agradecer la oportunidad que me ofrece. Es muy importante para mí, porque uno es un autor joven, y no hablo de edad, sino de tiempo, y estas son los pequeños detalles que van sirviendo para la carrera.

Respecto a la publicación, considero que es el pie izquierdo de todo autor. Un pie es el trabajo de uno, lo que escribe, lo que produce de por sí, y el otro apoyo es el de animarse a publicarlo. En cierta forma,


considero que escritor no es quien escribe, sino quién se anima a exponerse a otro, al análisis y la evaluación del otro.

Soy un autor muy afortunado en ese aspecto, ya que jamás pagué por publicar un libro, y eso no es poca cosa. Muchas veces, autores valiosísimos, con enormes cualidades, terminan por pagar por tiradas, autopublicándose, con sellos que hacen muy buenos trabajos también, pero a costas del propio autor. En mi caso, cada libro publicado tuvo un contrato y jamás debí invertir en mis obras. Tal vez eso se deba a algo, o sea simple casualidad. Pero, sea lo que sea, me da orgullo, a decir verdad. Desde Editorial Luhu, allí por el 2014, a este año con Radom House, una de las editoriales más importantes a nivel mundial. Y todo en solo 5 años.



¿Puede conseguirse actualmente la trilogía Saga Ragnarok?

Lamentablemente, “Saga Ragnarok” no se encuentra a la venta. Se ha lanzado dos veces ya: una primera vez en España, y luego una segunda aquí, en Argentina, y siempre con portadas diferentes. Ha sido una experiencia estupenda, sobre todo por haberlo escrito con el autor Alejandro Covello, quién es un experto entusiasta de la mitología nórdica. Existe un proyecto de un nuevo lanzamiento, directamente mundial para 14 países a través de la plataforma Amazon, pero todo es tiempo y dedicación, y las prioridades se van ajustando a las obligaciones. De seguro se hará pronto, porque mucho nos preguntan por esa trilogía.



A primera vista tu novela “El problema de la fe” parece un libro religioso, incluso la portada da esta imagen. Sin embargo, no es así. Es un thriller intrigante, espiritual, incluso esotérico. ¿Por qué esta mezcla ingeniosa?

Bueno, fue una importante discusión en su momento. Sabíamos, claramente, que el nombre de la novela no se refería a su contenido. Del mismo modo la portada que, a simple vista, aparenta ser religiosa. Sin embargo, es una novela esotérica bien fundamentada. Contiene suspenso, y acción, y permite llevar al lector a través de un thriller bien pensado.


Previo a su lanzamiento, se realizó una pre-venta y se le solicitó a los lectores que nos envíen una fotografía de ellos mismos, tapándose sus ojos, que refleja el fundamento de la novela: el problema de la fe, la gente que tapa sus ojos para no ver lo obvio.

Luego, se las incluyó en la portada. Es una novela que, realmente, me gusta muchísimo y, su segundo tomo, va a sorprender mucho más aún.


Sebastián en tu novela: hablas de la reencarnación. ¿Crees que existe?

Sí, yo creo en la reencarnación.


En el argumento de tu novela planteas una teoría religiosa que difiere al cristianismo. ¿Es ficción o hay fundamentos reales en él?

Si bien no deja de ser una novela y tiene su entramado necesario, aplica sobre un principio teórico fundamentado. El hilo conductor está bien trazado.


“Tal vez sea tiempo de aceptar, tiempo de asumir. Tal vez sea tiempo de construir un verdadero cambio de una revolución cristiana desde sus bases –dices en parte de la novela ¿Crees que esta revolución sería posible?

Eso espero. Creo en la evolución, creo en la auto-superación, y me resulta necesario que la fe cristiana consiga acomodarse a los tiempos que corren.


Luego aparece “Un Coctel Para Recordar”, antología multiautor erótica ¿Cómo fue esa experiencia?

Increíble, a decir verdad. Se conjugaron varios factores. Previamente trabajé y tuve lista la novela “Excusas de un Amor”. En medio y a través de las redes sociales, doy con la autora Emma Sheridan y ella me comenta del proyecto. Entusiasmado, le muestro algunos fragmentos de “Excusas de un Amor”, partes eróticas, y allí se convenció y me ofreció sumarme. Quedamos los 14 Pecaminosos, entonces, escribiendo 14 relatos eróticos para la Antología. Y la respuesta de la gente al leer erótico es sumamente extraña, al menos para mí, que todo lo viví como una novedad.


¿Y la experiencia de escribir erótica? En su mayoría escriben mujeres.

En su mayoría sí, pero también participaron hombres, y muy buenos autores. Digamos que venía de escribir “Excusas…”, y la alternativa de escribir algo puramente erótico me sedujo.


Me divertí, aunque me sentí un poco avergonzado durante todo el proceso.

Y en la presentación, alrededor de 70 personas asistieron a conversar con nosotros, y a escucharnos. Fue la primera vez en mi vida que presenté una novela, ya que no acostumbro a hacerlo. Pero toda la experiencia fue genial. Y la posibilidad de escribir con autores de este calibre, fue única: Emma Sheridan, Barb Capisce, Favio Omar Ayala Fabián, Ivanna Ryan, Juan Carlos Esquivel Soto, Lily Perozo, Lina Perozo Altamar, Marisa Citeroni, Marta D` Arguello, Maxi Du Magales, Silvia Sandoval, Victoria Aihar y Yamila Bianqueri. Los 14 Pecaminosos de “Un Coctel Para Recordar”.


¿Algún relato que recomendar?

¡Todos! Todos son excelentes y muy diferentes uno del otro. En mi caso, soy el más “romántico” dentro de la erótica, según me han dicho. Pero son todos muy buenos. Claro que, son para leer en la cama, antes de ir a dormir. Yo no podría leerlo en el colectivo, ¡que incomodidad! Uno siente que está haciendo algo incorrecto al leer erótica. Es la falta de experiencia, probablemente. Pero existen autores geniales, que admiro mucho. Silvia Sandoval y Emma Sheridan son muy, muy buenas. Juan Carlos Esquivel Soto es un autor de la ciudad de Juarez, en México. Favio Omar Ayala Fabián es un autor importantísimo de Venezuela. Y soy un fanático de Marta D` Arguello, eximia autora. Cómo verá, muy, muy contento con la experiencia y la posibilidad.



Y como llega “Excusas de un Amor” a Random House?

Por esas cosas lindas de la vida. Tengo una lectora muy, muy fiel, que fue a la presentación de “Un Coctel para Recordar” y, posterior a la presentación, se acercó y me presentó a una mujer de “Selecta”, del sello “Radom House”, ahí mismo, entre fotografías con lectoras y firmas de autógrafos. Conversamos, y me ofreció que le envíe la novela, por la insistente recomendación de mi lectora que había leído algo de “Excusas…”. Eso hice, envié todo a los pocos días y, en el transcurso de la semana, tuve una oferta formal de la editorial. Fue soñado.






“Excusas de un Amor” es un drama romántico erótico, ubicado en el pasado…

Si, y es una novela muy bonita. Uno va poniéndose crítico con el tiempo, y empieza a no convencerse de su propio material. Personalmente, no me considero (ni quiero hacerlo), un autor clásico. “Saga Ragnarok” es una novela mitológica nórdica, “El Problema de la Fe” es una novela de suspenso esotérica, “Un Coctel para Recordar” es erótica, y “Excusas de un Amor” es un drama romántico, con tintes eróticos. No me gusta encasillarme, es la verdad. Dejaría de disfrutarlo yo, al escribir, y dejarían de disfrutarlo mis lectores. Necesito ir jugando con diferentes estilos. Y al descubrir la historia de “Excusas de un Amor”, me sentí atrapado, automáticamente. Los paisajes, la historia misma, los personajes y sus personalidades.


Uno cuando escribe, también se va sorprendiendo y va conociendo. Genera situaciones, puntos de conflicto, y tira dentro de esas situaciones a sus personajes, cada uno con sus bagajes, personalidades… no siempre responden como uno lo imagina.

“¿Es posible la existencia del amor a distancia? Distancia en tiempo, espacio o sentimiento… Ángel Martin es un joven solitario que descubre el mágico pueblo de San Carlos en el año 1912. Instalado en una bella y sencilla cabaña, comienza a trabajar en el ex aserradero Wiederhold, el más pujante del a zona, sin imaginar que una desgracia lo conducirá a enfrentarse con su alma gemela, su amor de mil vidas, su motivo y su razón. Más allá de toda posibilidad, comenzará a vivir una intensa historia de amor y lujuria, pasión y obsesiones, intriga y traiciones, que terminará por disparar una de las novelas más deslumbrantes de los últimos años. “Excusas de un Amor” desnuda el alma del ser y atraviesa los límites y barreras más privadas, situándonos frente a una inevitable pregunta: ¿cómo continuar, cuando sientes que te has topado frente a frente con tu destino?”


¿Una frase?

"Persevere. Nada en el mundo puede reemplazar a la perseverancia. El talento no lo hará; nada es más común que los fracasados con talento. El genio no lo hará tampoco; el genio sin recompensa ya es proverbial. La educación no lo hará; el mundo está lleno de ruinas humanas instruidas. Perseverancia y determinación son las únicas virtudes omnipotentes.”

Ray Kroc


¿Un libro que estés leyendo, o recomiendes?

Honestamente, no leo mucho. Falta de tiempo, por sobre todas las cosas. Y cuando leo, lo hago por cosas muy puntuales. Me encantó “Padre Rico – Padre Pobre” de Robert Kiyosaki. Sé que es un libro viejo, pero nadie debería dejar de leerlo. Tal vez los que le siguieron no están al nivel, pero éste es un clásico necesario. Y luego leo mucho de historia política, que es lo que soy y lo que me gusta. “Juan Manuel de Rosas - El Maldito de Nuestra Historia Oficial”, de Pacho O’Donnell. Soy rosista, cosa que solo los argentinos van a comprender, y ese libro es extraordinario. O “Historia Confidencial”, de Patch O'Donnell, José Garcia Hamilton y Felipe Pigna. Como verán, nada que ver con lo que escribo.


- ¿Una serie?

Difícil una… “Breaking Bad”, sin dudas, como una de las mejores. Me gusta mucho “Westworld”. Me enganché mucho con “The 100”. Incluso “Outlander”.

Pero hoy, creo que “Ozark” de Netflix es, por lejos, la mejor.


¿Un lugar?

San Carlos de Bariloche, en Río Negro, Argentina. Mi lugar en el mundo.


Cuéntanos un poco de tus próximos proyectos… ¡adelános algo!

Inicialmente, esperar el lanzamiento por Random House de “Excusas de un Amor”, que será cercano a fin de año.

Hoy divido los proyectos entre futuros e inmediatos. Actualmente trabajo contra reloj para finalizar la segunda entrega de “Excusas de un Amor”, ya que también forma parte del contrato con la editorial y, tras esto, debería finalizar el segundo libro de “El Problema de la Fe”.

Respecto al futuro, tengo muchas ganas de comenzar a escribir un novela de terror y suspenso, que ya está delineada por completo. Tan solo resta sentarse a escribirla. Existe una posibilidad de que sea de co-autoría con una autora española, se verá llegado el momento.

Y, quién dice, algunas historias continúen. Siempre existe ese delgado hilo rojo que nos marca el destino, y nos empuja hacia lo imposible.

Sin más, muchas gracias por su tiempo y atención.