• marimén_te doy mi palabra

ENTREVISTA A re-read




Re-Read inicia la actividad en la librería de la calle Londres en Diciembre de 2013 sin saber la acogida que tendría una librería de segunda mano en el barrio. El éxito les sorprendió gratamente. Hoy es un referente en el barrio del Eixample.



¿Al lector no le importa comprar libros usados?

Es de suponer que habrá todo tipo de lector.

Te voy a contar una anécdota que viví en una librería en la que estuve trabajando hace unos años. No era una librería de segunda mano, pero tenía una pequeñita sección de ellos. Una señora me pidió un titulo de un libro que yo sabía que teníamos en la sección de segunda mano. Le comenté que teníamos el mismo libro de segunda mano y que le iba a costar a mitad de precio, incluso se lo enseñé para que viera que era verdad, pero la señora insistió en quedarse con el de primera mano, en fin...

Afortunadamente la gente empieza a perder las manías, y creo que


cada vez se compra más en librerías de segunda mano.

En nuestro caso en particular tenemos clientela muy variopinta: gente mayor, padres con sus hijos, gente que se inicia ahora en la lectura y te piden una recomendación para engancharse, jóvenes amantes de los clásicos...



¿Compráis todos los libros que os llegan?

No, es más, cada vez somos más selectivos. Llevamos más de cinco años con la librería y hemos aprendido cuáles son los libros que a nuestro público ya no le interesa. También hemos aprendido que hay libros que en un principio no comprábamos y ahora si lo hacemos. Nos vamos adaptando a los gustos de nuestra clientela, así que lo que hacemos es escuchar e intentar acertar.

Muchas veces cuando compras un libro, ya sabes a quién se lo vas a ofrecer, bien porque te han pedido ese título en concreto, bien porque sabes que es una temática que le va a gustar, y estás esperando a que aparezca esa persona para enseñárselo esperando que le haga ilusión.

En la política de esta franquicia hay unas bases que todos seguimos en lo referente a la compra de libros. No compramos enciclopedias, ni coleccionables de los periódicos,


tampoco compramos los best sellers de los años 70-80, ya que hemos comprobado que son libros que difícilmente nos piden.

También descartamos otra serie de libros que hemos observado que entran muy a menudo y no podemos tener un stock tan amplio de un mismo título.


¿Qué proyectos os esperan?

Continuar adelante con este negocio e intentar seguir fidelizando a seguidores de la lectura-


¿Sois competencia para otras librerías?

En principio no tendría que ser así, ya que nuestros clientes vienen a buscar libros que ya están descatalogados.


Desafortunadamente hay muchos buenos libros que son descatalogados demasiado pronto.

¿Alguna vez os habéis encontrado alguna carta o algo especial en un libro?

Lo más habitual es encontrarse puntos de libro, entradas de conciertos, flores prensadas y fotos, muchas fotos.


Hay diferentes sucursales en Barcelona y en otras ciudades. ¿Trabajáis en conjunto o cada librería tiene sus propios criterios?

Todos tenemos una política común, pero es inevitable que al final cada una tenga su propio criterio, ya que cada una de las librerías tiene su público con unos gustos concretos que hay que intentar satisfacer.



Fernando

También os anunciais como tienda de patinetes “The footbiker” ¿Qué tiene que ver una cosa con otra?

Lo de "The Footbiker"es un proyecto personal que quisimos tirar adelante al abrir, aprovechando un espacio en la libreria. Fernando es un enamorado de todo aquello que tenga ruedas y "The Footbiker" lo hemos llamado a unos patinetes de rueda grande muy parecidos a una bicicleta convencional. A Fernando siempre le ha gustado la bicicleta y desde muy joven ha hecho viajes con ella y a participado en diversas carreras ciclistas. Fue en una de estas carreras, la "Paris-Brest-Paris" donde descubrió este tipo de patinetes de rueda grande, y a partir de ese momento tuvo claro que quería hacerse con uno de ellos e intentar comercializarlos aquí.

Finalmente nos dimos cuenta que los patinetes no tenían la acogida que esperábamos así que decidimos dedicar el espacio que, hasta el momento ocupaban los patinetes, a ampliar la parte de librería.

© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com