• marimén_te doy mi palabra

Entrevista a MARIA EUGENIA OLIVER Miembro del grupo bojador

Actualizado: abr 2





María Eugenia Oliver, nació en Barcelona, como ella dice, hace muchos años y se dedicó durante toda su vida profesional al mundo de la empresa, moviéndose siempre en el entorno de la Industria Farmacéutica y en el campo del Marketing y Publicidad. En la última y larga etapa de esa trayectoria se centró en el negocio familiar, una empresa cosmética de última tecnología. Siempre disfrutó con su trabajo, muy creativo y dinámico, pero también le acompañó invariablemente su afición por escribir.

En un principio eran pequeñas cosas: crónicas de viajes, de gastronomía, incursiones en el campo epistolar, pero siempre temas muy personales. Con el espíritu de seguir cultivando este hobby, se apuntó a l’Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona para hacer el recorrido de cuatro años de Novela sin mayores aspiraciones. Pero tuvo la fortuna de coincidir con estupendos profesores y especialmente con el querido y recordado Enrique de Heriz, que la animó a seguir adelante con un proyecto más ambicioso que, después de mucho trabajo, pronto verá la luz. Es una novela que se encuentra en fase de revisión.

Además, el Grupo Bojador le ofreció, en un momento difícil de su vida, la oportunidad de colaborar con ellos e ilusionarse con sus objetivos. La escritura como vemos llena muchos huecos oscuros o vacíos.



Entrevistar a María Eugenia, la última incorporación al Grupo Bojador es una experiencia curiosa muy ilusionante y, a la vez, me llena de emoción.

María Eugenia, desde aproximadamente un año formas parte del Grupo Bojador. ¿Puedes explicar qué es el grupo Bojador?

Pues yo diría que es un grupo de seis personas enamoradas de las letras. Un grupo de seis escritores, o aprendices de escritores, no seamos demasiado pretenciosos, unidos por ese gusto por la palabra, por la lectura y por la escritura, y además grandes amigos.

El Grupo Bojador somos un equipo que pretende disfrutar con aquello que nos gusta: escribir, e ilusionarnos con proyectos que siempre intentamos que vean la luz y lleguen a nuestros amigos y seguidores. Y cuanto más público mejor, por supuesto.

¿Sabes cómo surgió la idea de juntar a seis escritores?

Yo me uní más tarde al grupo, cuando ya tenían un recorrido importante con tres títulos publicados. Pero creo que fue una tarde o noche un poco loca en la que alguien propuso la aventura de escribir de manera conjunta y la idea cuajó.


Todos o casi todos venimos de l’Escola d’Escriptura del Ateneu de Barcelona y eso les unía a ellos y ahora a mí también.

Algo que empezó seguramente como una broma, hoy en día es una estupenda realidad.

¿Cómo afrontáis el reto de escribir un libro de relatos?

Proponemos un tema o varios y escogemos el que creemos que nos puede permitir mostrarnos con nuestro propio estilo, con nuestra voz propia, sin que interfiera en el resto. Podríamos decir que siempre se trata de relatos que se pueden leer de manera independientes bajo el paraguas de un tema común. Ese es el nexo que los une.

Seis personas son seis opiniones que no siempre deben ser las mismas. ¿Cómo lográis un consenso?

Es cierto que se entablan discusiones por opiniones distintas. Cada uno defiende su postura y la argumenta.


Creo que ahí está el secreto del éxito, las críticas constructivas y la diferencia de criterios nos enriquece, nos hace progresar y llegar al mejor resultado.

Pero como somos un grupo muy democrático, se puede decir que “la sangre nunca llega al río” y si no alcanzamos el consenso total, la mayoría gana.


¿Participáis en el diseño de la portada?

Naturalmente. Y ahí sí que desenterramos las hachas de guerra. En el último libro peleamos como leones. Teníamos muchas propuestas: de la Editorial Ediciones de Salinas, propias porque uno de los miembros del Grupo, Angel Elgue, es un artista diseñando; también había propuestas de amigos, en fin, era difícil llegar a un acuerdo y al final decidimos hacer una encuesta en el Ateneu con personas de distinto sexo y edad. Escogimos una muestra amplia, con 75 personas, que colaboraron encantadas, y a las que les presentamos tres opciones para votar. Obtuvimos resultados interesantes. Una vez analizados vimos que en la mayoría de los casos los gustos coincidan por tramos de edades y también por sexos, lo que nos obligaba a identificar muy claramente nuestro público lector objetivo a la hora de decidir. El resultado fue ajustado en dos de las opciones, pero la que ganó es la que llegará al público. Y ya te adelanto que es la Tabla de los Pecados Capitales de El Bosco. Un cuadro del Museo del Prado precioso.


Háblanos de la trilogía de Mejor no te cuento. Tú la viviste desde fuera, ¿Qué te pareció?

Si, asistí a las presentaciones de cada uno de ellos y leí los tres libros. El primero habla de Tabúes, esas conductas no aceptadas por la sociedad que uno esconde dentro, algunas narradas en tono dramático, otras en tono hilarante y es muy interesante. Luego llegó el segundo con Fobias, esos miedos, temores irracionales que todos tenemos y seguro que en alguno de los relatos nos reconocemos y eso es lo bueno para el lector porque lo hace más cercano, y el últimos Filias, son atracciones extrañas, locas que tienen finales sorprendentes.

Se suele decir que el último siempre es el mejor y el que vendrá, más todavía. Yo creo que la ventaja de los seis autores es que en cada libro puedes encontrar un relato que te seduzca más, que te llegue más adentro, con el que te identifiques mejor. La variedad ofrece esta posibilidad. Y para mí ha sido así en los tres casos y es verdad que el último me ha gustado especialmente.


Sé que l´Escola d´Escriptura del Ateneu Barcelónés valora mucho vuestro trabajo y ha destacado en varias ocasiones la entrega y constancia de vuestro grupo. ¿Escribir a seis voces es algo inusual en la literatura?

Así es, contamos con el apoyo de l’Escola d’Escriptura, somos antiguos alumnos tanto del recorrido de Novela como de Cuento y nos conocen suficientemente. Muchas veces nos ven en la cafeteria del Ateneu, reunidos, corrigiendo textos e intercambiando opiniones. Un trabajo constante que no dejamos de hacer a lo largo de todo el año y que nos permite llegar al final del camino con todos o casi todos los proyectos.

Respecto a lo inusual de escribir a seis voces, creo que sí, que no es muy habitual. En la historia de la literatura encontramos libros escritos por dos autores, quizás tres, pero seis, los hay, pero resulta más extraño. Sobre todo, suelen ser ensayos o libros de autoayuda. Yo creo que la solución, para nosotros, está en buscar el formato que facilita la conjunción de los textos individuales bajo un tema común, y el nuestro lo permite.

Ahora estáis a punto de publicar otro libro de relatos. ¿Puedes avanzarnos algo?

Si, claro. Nuestro próximo título será SEIS PECADOS CAPITALES, de ahí la portada que te he comentado. Y antes de que me preguntes por qué seis si los pecados capitales son siete, te diré que nosotros solo somos seis escritores y nos repartimos en sorteo el que nos tocaba a cada uno. Después hubo algún intento de cambio entre nosotros, pero al final respetamos el resultado de la mano inocente. El séptimo que quedó fuera del reparto lo cogió, Franco Chiaravalloti, un querido profesor de l’Escola, que lo integró con mucho arte en el prólogo.

Los seis pecados capitales están contados en estilos completamente diferentes, son voces distintas y suceden en momentos históricos que van desde los años 50 a la actualidad. Creo que cada uno tiene su interés porque no se muestran desde un inicio y se van descubriendo a medida que avanza la lectura. Animo a tus seguidores a que nos acompañen en esta nueva publicación.


Pecados, tabúes, fobias, filias.. ¿Por qué os movéis en los terrenos de lo prohibido?

El terreno de lo prohibido te lleva a ese punto de intriga, curiosidad y morbo que todos los lectores tenemos dentro o buscamos y son temas que desde siempre han dado mucho juego.

A lo largo de los años cambian o se modifican los argumentos vedados, clandestinos…, pero siempre hay algo en la sociedad que tiene esta característica y de ahí podemos desarrollar una historia más o menos potente.

Además, parece que los pecados capitales están de rigurosa actualidad. Hace muy poco Ramón Gener presentó en el Palau de la Música un espectáculo maravilloso, titulado así, Los 7 Pecados Capitales, en el que mostraba cada pecado asociado a una pieza musical, Mozart, Wagner, Debussy, Strauss.., explicaba un pequeño cuento en relación al mismo y al final comentaba la Tabla de El Bosco. Una mezcla de literatura, música y pintura muy interesante.

El Museo del Prado, también, ante la afluencia de público que se detiene para admirar la Tabla de El Bosco, ha instalado o tiene el proyecto de instalar unas pantallas digitales que permiten ver cada pecado, cada porción de la Tabla, con mayor detalle.

Como ves, parece que nuestra elección es la adecuada para el momento.

Se acerca Sant Jordi 2020. ¿Volvéis a firmar en una parada?

Bueno con esta situación del coronavirus se nos ha modificado la agenda. Estaba previsto firmar en el Celler del LLibre de Sant Cugat y en Barcelona con Alibrí. Nos han anulado varias entrevistas y hemos tenido que retrasar nuestra presentación en el Ateneu hasta septiembre.

¿Tenéis futuros proyectos?

Ahora mismo, después de este nuevo libro estamos cada uno de nosotros con nuestro proyecto personal en solitario, pero creo que en breve se concretará un tema en el que trabajar en conjunto. Ya hemos hablado de ello y la idea es que Seis Pecados Capitales inicie una nueva trilogía.

198 vistas

© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com