© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com

  • marimén_te doy mi palabra

entrevista a eugenia tusquets


Eugenia Tusquets


Eugenia Tusquets Trias de Bes es una artista barcelonesa cuya carrera se ha desarrollado paralelamente en EEUU y en España. Inicia su carrera artística como pintora tras licenciarse en la Escola Massana de Barcelona. Expone en España, Holanda, Marruecos, México y Estados Unidos. Aunque durante unos años la pintura constituye su primera actividad profesional, se dedica paralelamente a diferentes facetas de la escritura. A mediados de los años 70 colabora en el programa Tiempo Libre de TVE como guionista en la sección de arte. Años más tarde, instalada en Guadalajara, México, publica artículos sobre arte en diversas revistas culturales. Tras una larga estancia en México, se instala con su familia en San Francisco, California, y permanece allí diez años. En San Francisco, su obra como pintora alcanza la madurez y obtiene varios premios nacionales. Entre sus diversas exposiciones en el país destaca la que realiza en la galería de artistas contemporáneos del MOMA, San Francisco Museum of Modern Art. Al mismo tiempo colabora como articulista y conferenciante en distintos medios culturales promocionando el arte español y latinoamericano. Da conferencias sobre Frida Kahlo, Orozco, Rivera, Remedios Varo, Picasso, Miró, Tapies, etc. Publica diversos cuentos y relatos cortos en las editoriales Houghton Mifflin y Addison Wesley. A su regreso a Barcelona en 1990, trabaja como traductora, correctora y editora para RBA, Planeta Agostini y CEAC. Durante los últimos años ha publicado varias novelas: El cuadro perdido de Picasso, La seducción del gintonic, Tú eres mi asesina, You Were my Killer, La pasión de ser mujer. En la actualidad vive en Barcelona.

Admiro a Eugenia desde el primer día en que la conocí. Espontánea, alegre y sincera, siempre tiene algo sorprendente que explicar. Aparte de ser una gran pintora y escritora, es también mi amiga.


—Eugenia, ¿el apellido pesa?

- Si el apellido tiene prestigio, ayuda en principio, y digo en principio porque lo que consigue es que te lean en la editorial de turno. Si luego lo que leen no tiene el nivel que esperan, entonces sí que puede perjudicar.



—Te veo rodeada de libros y de hermosas pinturas tuyas. ¿Qué fue primero: el teclado o el pincel?

- Conservo un cuento que escribí cuando tenía 10 años sobre las aventuras y desventuras de una niña de mi edad. El cuento está convenientemente ilustrado, o sea que no sabría contestarte. Imagino que ambas facetas estaban en mí de una manera u otra.


—¿Qué te produce más placer: escribir o pintar? Y, ¿dolor? ¿Se puede sufrir también en la pintura cuando falta el color como cuando falta la palabra?

- Yo soy de aquellos que sufren un montón mientras crean porque nunca acaban de estar satisfechos.

De placer, nada, mientras dura el proceso creativo.

Me dirás que por qué lo hago, que por qué he empezado… pues por un impulso casi irrefrenable… es difícil de explicar. Luego, acabado el proceso… si he logrado acercarme a lo que ambicionaba, entonces sí que siento cierta satisfacción.



“La pasión de ser mujer”, buen título por cierto, es el fruto de muchas indagaciones junto con Susana Frouchtman en la vida de ciertas mujeres abanderadas. Me imagino que centrarse sólo en unas no ha sido una elección fácil. ¿Por qué habéis escogido en concreto a esas mujeres?

- Teníamos muchas más escogidas que nos interesaban tanto como estas, pero no cabían más que 12 en el libro, y, la verdad, fue duro escoger entre tantas. Decidimos, al final, que tenía que haber una variedad de profesiones, pero también de personalidades: es decir, que no solo profesionalmente hubieran destacado sino que también su vida personal fuera rica, interesante, diferente…


A mí, la historia de Hedy Lamarr y también la de Mercè Rodoreda son las que más curiosidad me han despertado. Son mujeres convencidas, apasionadas y decididas a lograr sus sueños. ¿Cuál es tu personaje favorito?

- Quizá Remedios Varo porque se dedicó, como yo, a la pintura y a la escritura.




— “Tú eres mi asesina” es una novela negra y muy psicológica, es un viaje a través de los sentimientos. La protagonista se siente reencarnada precisamente de Remedios Varo. No solo es pintora y escritora como tú sino que viaja también de Barcelona a México D.F. ¿Hay más paralelismos entre vosotras dos?

- No, solo estos que mencionas, pero su obra es muy diferente a la mía. Y quizá por eso me interesa más.










—Luego llega “El cuadro perdido de Picasso? Sé que descubriste un secreto. ¿Puedes compartirlo con los lectores?

- En realidad no viene después, sino que fue mi primera novela. Ahora, en digital, la he reescrito aunque sin cambiar radicalmente el argumento. En cuanto a compartir ese secreto de Picasso, sabes bien que los secretos no se desvelan, precisamente porque dejarían de serlo.


—Estás ultimando tu próxima novela. ¿Qué nos puedes decir de ella?

- Está ya a punto de publicarse. Trata del tema de los niños robados y está inspirada en un caso real.

He novelado las circunstancias profesionales y sociales de los protagonistas, pero los hechos ocurrieron en la década de los 70 y el desenlace hace unos pocos años. Es un caso muy interesante.

—¿La presentas ya mismo, verdad?

- Sí, saldrá a finales de octubre, y la presentaré en Barcelona y Madrid durante el mes de noviembre.


Eugenia, me encanta hablar contigo. Tienes un sentido del humor que contagia y eso siempre es muy agradable. Goethe decía "En nada se revela mejor el carácter de las personas, como en los motivos de su risa." ¿Estás de acuerdo?

- Es que la vida, querida amiga, hay que tomársela un poco en broma porque si no los obstáculos que te va poniendo por delante se convierten en dramas insolubles.

27 vistas