© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com

  • marimén_te doy mi palabra

EntrevisTa a Carme Serret



Nací en un pequeño y silencioso pueblo del Matarranya hace más de medio siglo. Mi infancia transcurrió entre el silencio y la sobriedad de los tiempos, la belleza de los almendros en flor y los cuentos y el cine ambulante de mi padre. Mirar, cantar, jugar y escuchar fueron los infinitivos de mi infancia que se transformaron en vitales gerundios a partir de los trece años cuando salí del pueblo para estudiar en Zaragoza. Después llegó la Universidad y Barcelona donde estudié Filosofía a principios de los ochenta. Al finalizar mis estudios me dediqué, entre otras cosas, a contar la filosofía a través de los cuentos. En mi infancia había deseado vivamente ser cantante así que me pareció que contar era otra forma de cantar.

Sigo estudiando, mirando, escuchando y contando.


¿Carme, eres locutora de radio, profesora de la UB, filósofa a o escritora?

Soy un poco todo eso pero en su versión sencilla y en minúscula.

Me gusta la radio y desde muy joven me ha encantado participar en programas culturales y particularmente literarios. Lo sigo haciendo.

Desde hace unos cuantos años soy profesora asociada en la Facultad de Educación de la UAB transmitiendo conocimientos de filosofía y literatura a los jóvenes y me encanta.

Me interesa indagar, conocer, aprender, comprender y saber. La filosofía sapiencial pienso que nos da mucho en este sentido, de la misma manera que considero que el conocimiento del ser humano es un campo abierto y apasionante. A mi me apasiona navegar por ese conocimiento y en ese sentido todos podemos ser o somos filósofos.

Otra de mis pasiones es leer, me fascina la literatura y creo que es una fuente de conocimiento imprescindible. En este sentido entiendo que ambas, literatura i filosofía, van muy de la mano.


¿Dónde te sientes más cómoda?

Contando.

Sigo contando historias en las aulas para abordar la complejidad del pensamiento, de conocimiento y del vivir.

Me interesa la transmisión, así que más que enseñar cuento.

¿Expresarte te resulta más fácil escribiendo o hablando en la radio?

Escribo poco. Son registros diferentes y he de decir me paso la mayor parte del tiempo hablando y escuchando. En un tiempo quizás me sea posible escribir un poco más.


En tu programa de radio, tú también haces entrevistas. ¿Qué resulta más enriquecedor: preguntar o ser preguntado?

Preguntar, siempre!

Me gusta escuchar y que me cuenten. Me suelen interesar profundamente las narrativas de vida y de experiencia. Eso para mi es muy enriquecedor.


Habrás tenido muchas anécdotas grabando en directo. ¿Puedes revelarnos alguna?

Recientemente entreviste a una persona muy querida que ha escrito un bellísimo libro sobre flamenco, me ocurrió que conversando con él perdí absolutamente la noción espacio- tiempo y en la radio eso no debe ocurrir... el aterrizaje como poco fue chocante, improvisar es fundamental siempre en el directo.


Artistóteles dijo que el objetivo de todos los hombres es lograr la felicidad. ¿Cómo te sentirías tú feliz?


Siento que la felicidad tiene que ver con que ser capaces de dar a la vida aquello que tenemos para darle.

Para mi tiene que ver también con la gratitud, la alegría y la alteridad. Me siento bien disfrutando de placeres sencillos.



También el fundó la llamada escuela peripatética, que significa “ambulante” ya que a él le gustaba caminar mientras impartía sus clases. ¿A ti te pasa lo mismo?

Caminar significa movimiento y apertura. Desde ahí uno se abre a la creación a la transformación y al cambio, me pasa exactamente lo mismo aunque mi espacio suele ser más limitado jajaja.


El rol del profesor en los colegios ha cambiado mucho en los últimos tiempos. ¿Ocurre lo mismo en la universidad?


Las cosas han cambiado efectivamente y en la Universidad el plan Bolonia ha supuesto, a mi parecer, un cambio no siempre deseable para el saber y para las humanidades que, desde mi punto de vista, son el eje vertebrador de todo conocimiento.


Me parece que andamos un poco confundidos con las finalidades que le atribuimos a la educación superior y en consecuencia con lo que se espera de los docentes y del propio alumnado.

¿Puedes vivir sin leer?

Me parece que la vida es enormemente más interesante porque existen buenas historias bien escritas. No puedo ni quiero imaginarme una vida sin los libros, me sentiría como en un yermo. En mi infancia no hubo libros aunque sí historia i cine. Después fueron llegando y ese es fundamentalmente mi equipaje.


Leer para mi es habitar el espacio de la posibilidad, ensanchar la vida y no quedarme nunca atada a un lugar.


Eres una lectora empedernida, recomiéndanos alguna lectura

Te voy a recomendar a un escritor francés que descubrí hace unos pocos años y me fascinó:

Christian Bobin. Su prosa poética me conmocionó en “Autorretrato con radiador” y me siguió fascinando en su ensayo sobre Francisco de Asís “El Bajísimo”.

“La presencia pura” o “Elogio a la nada” son otros de sus libros traducidos muy recomendables.

“La vida tiene necesidad de libros, al igual que las nubes tienen necesidad de charcos, para mirarse y conocerse en ellos” Ch. Bobin Les ruines du ciel.