top of page
  • Foto del escritormarimén_te doy mi palabra

ENTREVISTA A ALFONSO GOIZUETA






 

Alfonso Goizueta (Madrid, 1999) es doctor en Relaciones Internacionales por el King’s College London y licenciado en Historia y Relaciones Internacionales por la misma universidad. Es cofundador y coanfitrión del podcast de Spotify La Torre del Faro.

Su carrera literaria estuvo al principio enfocada en lo académico, publicando dos ensayos sobre la historia de la geopolítica europea de entreguerras, Limitando el poder, 1871-1939 (2017) y sobre los orígenes de la unidad nacional española, Los últimos gobernantes de Castilla (2018). Su primera novela fue Corazón de Deidades (2020), en la que empezó a explorar el género de lo histórico-psicológico con un retrato humano de los dioses griegos y sus principales mitos.

Apasionado del mundo antiguo, encuentra en los clásicos la inspiración para un tipo de novela histórica que busca ahondar en la psique de los protagonistas y encontrar, así, a los seres humanos que hay detrás de las biografías.

 

La sangre del padre es su última novela. Con ella, quedado finalista del Premio Planeta 2023.

 


Alfonso, bienvenido a mi blog.  Tu novela, La sangre del padre , narra la vida y proezas de Alejandro Magno. Del joven rey que a sus veintitrés años conquistó el mundo. Pero detrás del gran guerrero, nos encontramos con la persona que ama y odia, que teme y sufre. Alejandro tenia la misma edad que tú cuando alcanzó la cima de sus conquistas. ¿Esta similitud te ha ayudado a ponerte en su piel?


La novela la construí empatizando con el joven, ya que eso es lo único que tengo en común con Alejandro. Con esta novela buscaba descubrir al joven detrás del mito de Alejandro, porque no dejaba de ser un joven, eso parece que a veces se olvida: un joven que debió de enfrentarse a las mismas dudas y miedos que enfrenta cualquier joven de veinte años en cualquier momento de la historia, sin importar si es rey o no. Eso incluía la angustia a la vida, el hacerse mayor, el sentir el paso del tiempo, el tener también ganas de ser libre, de descubrirse. Esos temas atemporales son los que me hermanaban con Alejandro, los que lo hermanan con todo lector que se acerque a él.

 




Un tema recurrente en tu novela es la relación de Alejandro con su padre Filipo II de Macedonia. Un padre ausente del que nunca recibió la aprobación que tanto anhelaba. Han pasado muchos siglos desde entonces y, sin embargo, las relación paterno /materno filial nos siguen marcando o influyendo en nuestras conductas hoy en día. ¿Cómo pudiste documentarte sobre este aspecto en el caso de Alejandro?


Es la parte germinal de la novela: la relación con los padres marca a Alejandro


(como nos marcan a todos nosotros los nuestros) y de hecho está la respuesta a por qué no quería regresar a casa, la novela la encuentra en su madre. En lo que a la documentación se refiere aquí es donde hay más ficción pero es verdad que todos los historiadores pintan la relación con Filipo y Olimpia como una relación tormentosa. La parte de ese amor tóxico con Olimpia o la dejadez de Filipo son producto de la licencia.


 




¿Qué tiene el rey macedonio para que decidieras escribir esta novela histórica sobre él?


Alejandro me parecía un personaje fascinante de la historia, uno irrepetible. El tema de la juventud me fascinaba.


No deja de ser la novela de un joven contada por un joven.

Pero además hay una admiración al hecho de que cambiase el mundo, porque lo cambió, en tan poco tiempo, muriendo a los treinta y dos años. Y una enorme curiosidad por entender cómo podía haber sido la vida personal del gran conquistador, de entender cuál fue el precio que pagó en su fuero más íntimo por ejercer un poder tan desorbitado.


 

En una de tus entrevistas llegas a decir que Alejandro te hablaba. ¿Nos lo puedes explicar?


Cuando un personaje te fascina de la forma que me fascinó a mí Alejandro, cuando lo ves tan claro, cuando la novela brilla debajo de las páginas de los libros de historia; puedes entonces decir que el personaje te habla, que te está pidiendo que cuentes su historia de la forma en la que la estás perfilando en tu cabeza.

 





También leí que sueles escribir a mano. Tu novela tiene casi seiscientas páginas. ¿Las escribiste todas a mano?

Son diez cuadernos manuscritos de la sangre del padre.

El manuscrito original está todo a mano, sí. Luego en el proceso en el que estás corrigiendo la novela para hacer “legible” añades mucho, eso ya a ordenador.

 


Alfonso, eres el finalista del premio Planeta más joven de la historia. ¿Qué se siente?


Muy agradecido. Es un mundo difícil el de la literatura, especialmente en España donde se publica tantísimo al año; el premio me ha permitido romper esa membrana y poderme acercar directamente al gran público. ¿Joven o veterano? Eso apenas importa. Creo que los lectores juzgan los textos según la calidad literaria que tienen, sin importar el autor. 

 

 

¿Qué proyectos te esperan? ¿Seguirás escribiendo novela histórica?


Es un género que me gusta mucho y en el que me desenvuelvo con facilidad. Tengo cosas pensadas, ideas que van surgiendo y que espero poder compartir con los lectores muy pronto. Entre la promoción del premio y otras cosas, el tiempo para escribir hay que sacarlo de debajo de las piedras, pero se consigue y avanza viento en popa.



Muchas gracias, Alfonso, por encontrar un hueco entre las piedras. Te espero en el Club de lectura online el próxima día 04.07.24 a las 19.00.


(Inscripciones: grupobojador@gmail.com)



Si quieres leer la entrevista de Cristina Campos (Premio Planeta 2023)



65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page